Sa Dragonera

Sant Elm es la última población de La Serra de Tramuntana, es una pequeña población al sur-oeste de la sierra alrededor de una cala que forma un puerto natural. Protegido por este puerto natural se encuentra el islote del Pantaleu y seguramente por esa situación a cobijo de los vientos, Jaume I lo eligió en 1229 para atracar por primera vez en su viaje para la conquita de Mallorca. Pero no es el Pantaleu donde van a parar todas las miradas cuando uno llega a Sant Elm por primera vez, sino que el paisaje viene dominado por la isla de Sa Dragonera.

 

Sa Dragonera desde Sant Elm.

No cuesta mucho imaginar Sa Dragonera como una prolongación de la Serra de Tramuntana, tan solo que el “puerto” que comunica con Mallorca está por debajo del nivel del mar. Su perfil es idéntico a toda la costa de la Serra de Tramuntana, con altos acantilados que caen sobre el mar por el noroeste y pendientes suaves en el lado sureste. Incluso mirando este tramo de costa a cierta distancia es fácil confundir Sa Dragona con una prolongación de Mallorca.

 

Vista de Sa Dragonera desde un satélite (Google Earth)

Sa Dragonera tiene unos cuatro kilómetros de largo y no llega a uno de ancho y es una isla virgen. Pero por poco no está urbanizada. En 1974 PAMESA, una contructora, compró la isla con la intención de hacer una urbanización y un puerto deportivo con más de 1200 habitantes. Todos los trámites iban progresando. Incluso un decreto que impedía la construcción de edificaciones fuera de los núcleos de población en la Serra de Tramuntana apareció modificado en el registro con la línea que separara la parte protegida de la no protegida haciendo un giro y dejando Sa Dragonera como zona urbanizable.

Pero los mallorquines ya estaban muy sensibilizados con la protección de la isla. Cuando parecía que no se podía hacer nada, un pequeño grupo de gente ocupó la isla, eran miembros de un grupo “Talaiot Corcat” con raíces anarquistas (ahora los llamarían antisistema). El grupo de ocupación fue aumentando hasta que se prohibió el tráfico de embarcaciones, lo que obligó a algunos a hacer a nado la travesía del estrecho de 800m que separa Sa Dragonera de Mallorca. El impacto en los medios de comunicación fué muy fuerte y se hizo una gran manifestación con 5000 personas que fue la más grande ocurrida en Mallorca hasta ese día (al menos eso se dijo).

El proyecto urbanístico se paralizó y se abrieron procesos judiciales. En 1984 la audiencia nacional declaró la imposibilidad de urbanización. En 1987 el Consell de Mallorca compró la isla y en 1995 Sa Dragonera, es Pantaleu y la zona marítima de influencia se declaró parque natural.

La isla de Sa Dragonera tiene un importante población de fauna marítima nidificante con algunas especies amenazadas o en peligro de extinción como la gaviota de audouin o el halcón de eleonor. Pero la especie más característica es seguramente su lagartija endémica (Podarcis lilfordi ssp. giglioli), un reptil muy confiado que forma parte de una serie de subespecies endémicas de lagartijas presentes en diferentes islas de las Baleares. Estos reptiles desaparecieron de las islas mayores por la ocupación humana y la introducción de mamíferos depredadores. Quien sabe si la subsistencia actual de la especie es gracias a ese grupo de jóvenes anarquistas.

 

Lagartija endémica de Sa Dragonera (Podarcis lilfordi ssp. giglioli).Wikipedia.

 

Gavinota de audoin, (Larus audouinii), una especie amenzadada que nidifica en Sa Dragonera y que es relativamente fácil de ver en la costa sur de la Serra de Tramuntana. Bastante parecida a la gaviota común (Larus argentatus) es fácil de identificar por tener el pico rojo y no amarillo y por las patas verde oscuras en lugar de amariillas.

Patrocinadores Principales

PRINCIPALES1

Patrocinadores Secundarios

PATRO2

Colaboradores Solidarios

PATRO2

Colaboradores

logosgeneral

Registro Suscripción Newsletter

* = campo obligatorio